jueves, 19 de abril de 2012

HAIKUS PARA OLVIDO

"El haikú, en su extrema delgadez de sentido, se articula literalmente como escritura del vacío: trazado litoral entre lo real   y lo simbólico." A.A.B.


Cabalga un jinete hacia el enigma de sí mismo:
"Por la línea de fuga de la flecha el arquero y el blanco se disuelven..."
© Armando Almánzar Botello.






Por Armando Almánzar Botello


A mi amiga Ada Pantano, para el recuerdo...




1

Río que vuelve.
No lo corta el cuchillo.
Luz del instante

2

Homenaje a Octavio

Árbol plantado.
Sin embargo es baile.
Paz del vacío...

3

Río perpetuo.
La otra orilla busqué:
Sol y mi sombra…

4

Resentimiento:
Podredumbre de nada
en el aliento...

5

Sin las tijeras
Por el jardín caminas:
Mujer dormida...

6

Sin las tijeras
Por el jardín caminas:
Mujer despierta...

7

¡La primavera!
Un aire perfumado,
y puras letras...

8

¡La primavera!
Un aire perfumado:
Ideogramas...

9

El relámpago.
Aletazo de letras:
Un pájaro es luz.

10

Un relámpago.
Soledad en la noche.
Oscuro el haikú.

11

Casi amanece.
Aletazo de letras:
Un pájaro es luz.

12

Ya oscurece.
Dos latidos muy solos:
La luna y tú.

13

Alta la noche.
Un latido muy solo:
La luna y su luz.

14

Letras de insomnio.
Fulgor de libélulas,
en la cabaña.

15

Duele la luna.
Soledad en la cumbre.
Labra su espejo.

16

Brilla el insomnio.
Su libélula es letra,
en mi ventana.

17

Siente la noche.
Más alto que la luna,
su pensamiento.

18

Mira la luna.
Solo un saxo en la noche,
desnuda su Jazz.

19

Canta inasible
-ruiseñor del vacío-
pura eternidad.

20

Bebo en tu copa
-limpia vulva desnuda-
el vino de Dios.



© Armando Almánzar Botello
Santo Domingo, República Dominicana,

1 comentario:

María Rodríguez Rancier dijo...

Muy bellos...!
Cada uno es en sí mismo, como un suave parpadeo... un instante intrascendente cuyo breve discurrir sin pretensiones, magnifica lo ordinario.
Descripción y percepción... sorpresa?
Despacio los voy bebiendo, absorbiendo su sentido de aparente sinsentido, regalándole a mi alma pinceladas de tu ingenio... haciendo míos tus sueños.
Te quiero, poeta.

Un beso...