domingo, 4 de julio de 2010

Alfred Hitchcock Presents (Onírica y ausente se desnuda la muchacha)






Por Armando Almánzar Botello



A Efraím Castillo. A Pedro Antonio Valdez.




En el décimo piso de la muerte, asoma,
punzante y vertical como la duda, caída pensada
simplemente, o
pasada de moda: ¡el vértigo!

Empire State Building, New York, 2009.
Zero Zone after...

Casi un ojo que florece contra el cielo
enigmática su letra se derrama:
Alfred Hitchcock Presenta… Recuerdo…

Detenido el ascensor,
se abre una ventana y ¡acontece al fin la luna! 
Dialogan el viejo y la muchacha…

— ¿Cogito, ergo sum?... Larvatus prodeo…
What do you say?
— El payaso cayó desde lo alto, ergo… ¡risas!

Neón rojizo la Ciudad a la izquierda por la sangre.
Onírica desnuda y reflejada en mar intenso, gruñe 
un Circo hasta la médula su música inoída:

Tiembla luz de lejanía entreabierta por sus manos.
En mágico trapecio su cuerpo de gimnasta, 
suspende, promete, oculta, 
desliza la muchacha
misterioso un torso lúcido en espejo 
y toco ausencia…

This scholar chinese girl is music pure...

La melodía que palpo dulcemente en la memoria, 
casi ardiendo un vino claro que bebía de sus labios, 
mana lenta hacia la copa sinuosa de su sexo, donde sorbo la 
escritura todavía indescifrada, la embriaguez que anula el tiempo.
Y el recuerdo abierto y limpio de la muchacha es aire… 
¡Oh urbana y secretísima música desierta!…

Noche tórrida en aullidos que regresan 
con el Ferry... Liberty Enlightening the World
“May i feel said he”...
Cyberpunk’s Ideograms… 
Lin, you know: you are my dear little girl, my darling you,
   you are my it!

“you’re divine! said he,
   you are Mine said she...” 



Y reías misteriosa caminando entre las lenguas.
Resoplaban los amigos el Scherzo del 
Espanto: 

               “Buffalo Bill’s defunct!” 

A lo lejos brilla el río... 
Solitario por las calles retorcidas alguien habla…

El humo lentamente 
retornando de puntillas reflexivo 
llega al cuarto 
y en un sillón se tiende... ¡Central Park en mi ventana! 
El saxo piensa hondo y 
cauteloso inquiere al viento:

¿Qué dicen hoy los diarios?...

Envuelve a la muchacha, camínala desnuda, 
baila roto su placer y acaricia la textura 
de sus grafemas lúbricos. 

¡Arde lento y furia en música! 

Delira en su prosodia New York y el cuarto abierto. 
Desliza ideogramas por el piercing de su vientre y
la cima de su insomnio…
¡Central Park en mi ventana!
Enciende tu deseo y el rumor de la memoria 
palpitante semáforo en la tarde  
Con tu voz imanta el Hudson y viértelo en su mente.
Re-escríbela, per-viértela en tus labios y 
descúbrele senderos,
mil sabores en el vino que aletea por su aliento. 
Edifica otra ciudad con sus palabras.
¡Oh, Manhattan!

Y acoplada con el rayo, la terrible diosa oscura 
que late por sus ingles,
destruya el Muro Ciego edificado en el espanto…

¡Oh, la bella Lin, Aisthesis del instante.
¡Bailemos nuestra muerte sinuosa en la Bachata!

Mas lo dudo…

Abre la ventana y 
gime ahora por las dársenas ... 
La furia del viento es la muchacha…

Escúchame hijo mío,
en el saxo Joshua Redman habla lúcido en la noche — 
no debes nunca odiar la inocencia de la vida, 
ni albergar en tus manos el horror irredimible 
que hace turbio el sentir de lo sensible impenetrado
cuando sube con la sangre su misterio al pensamiento. 

Abre sin temor tu percepción al mundo,
aunque haya sido siempre
tu padre, sin remedio, 
un triste y nómada ludópata borracho,
un terrible ideograma dibujado por su ausencia...

Eres hijo y padre de un olvido, como todos los 
viajantes de comercio… 


Cortante aleve y fiera 
bien escrita la muchacha
del odio en luz dentada y 
sensual mejilla andrógina, me mira,
la miro, me abraza: ¡el rayo!

¿Podría el mar letrado
soportar su triple hachazo?

¿Qué dirán luego los diarios?

Oh, mi bella Lin, Aisthesis del instante.
¡Bailemos tropical nuestra muerte en la Bachata!
…………………………………………………………
…………………………………………………………
…………………………………………………………
Year 2010, Dominican Republic: La Romana.
Exclusive Vacation Rental. Casa De Campo.
¡Por teléfono me dijo Lin su amor en español dominicano!:
“Estoy aquí en Santo Domingo, my crazy love, y quiero amarte”.....

Soñado el Paraíso está próximo a tus manos:
Hay sol, uvas de playa, tiernas frutas del secreto, 
rojos vinos de sabores inmortales
¡y el merengue! 
Trópico enlutado íntimo en la sangre 
El mar latido al fondo.
Altavoces que recitan fragmentos de Lao-Tsé, palabras de Platón y
sexo a flor de labios…

¿Cómo puede rota inconsolable la muchacha 
inconexa
de palabras averiadas y esquizoides
—  reír para vencer los resuellos
de la muerte, la ridícula miseria impertinente, 
los instintos que le muerden dulcemente las entrañas
con filos de caninos postizos filantrópicos
con cajas metálicas de dientes impostores?.... 

¿Y si acepta esa muchacha la sintaxis cazadora 
del viejo delirante inflamado allá en lo alto,
y ceden los pretiles al reclamo de la carne
¡y cae hacia el abismo!:
habrá fiesta en el décimo piso de la muerte,
habrá viento y ceniza en la escritura y los balcones?...

¿Y qué dirán luego los diarios?...






© Armando Almánzar Botello
Santo Domingo, República Domingo.
Sábado 3 de Julio de 2010.

2 comentarios:

María Rodríguez Rancier dijo...

Precioso...!
Íntima provocación es tu poema.
Laten entre encajes de bruma los recuerdos que quedaron... los que no escaparon con desesperación rabiosa en las alas del ángel del misterio.
Sabor a ti, tiene el poema.
Con vertiginosa elegancia sublimas el erotismo, a través de las sensaciones que sugieren los cómplices del entorno que creas; La luna, la música, el abismo, el viento... los aromas, los sabores... el mudo susurro de la vida, las secretas incógnitas del ser.
Y Yo... querido Armando... privilegiada espectadora de primera fila, orgullosa me deleito.
Un beso... :)

Elizabeth Quezada dijo...

Sin duda alguna en clave poético-erótica y de cierto humor lúdico el gran poeta nos narra como sólo él puede hacer un -posible- encuentro amoroso entre dos seres allí en la cúspide del desencuentro, del amor, el Empire State luego de Slepless in Seatle. Debo admitir que creí leer algunas claves: Incluso un paralelismo consciente entre el incidente que se vivió en ese año en septiembre 11. Las caída, las muertes, que en otro caso pueden ser claves para nombrar los orgasmos. La gran manzana se vió lacerada y con ella todos los que vivimos allí. Yo trabajaba a pocas calles del incidente de la zona cero pero esos días estuve en RD. Cuando volví todavía en las calles había olor a muerte. No voy a tratar de entender pero sí disfruté de la pericia de uno de los poetas e intelectuales de mayor alcance del país y la región..