miércoles, 14 de julio de 2010

CARTA A UNA MUJER CELOSA Y EN CELO....... (versión retocada)

          
"Hay que endurecerse sin perder jamás la ternura" 
Ernesto "Che" Guevara



Por Armando Almánzar-Botello
                               
                          
A Charles Bukowski, In Memoriam       




...pues controla tu pistola, my darling, porque 
yo también tengo la mía... sex pistols... 
                   
               y además, poseo para ti:
una granada monstruosa que se piensa... labios ... dos granadas 
carnales que me arden... tiempo... 
                            una máquina erótica muy blanda/ 
                            tres granadas luminosas de mano. 
punto y aparte.


mi escritura:


valéry traducido por guillén + el vómito de artaud en la página de burroughs... y el retorno de lo eterno en calzoncillos...                                                                
cut-up           ¡boooommm!         mis granadas explosivas / 
fragmentarias:                       ¿revolución moral del texto?
¿menstruación semántica de matrix?    ¿liberación?                                       
                                                                     ¡jo!     


¡¡¡boooommm!!!... así al retórico académico aristócrata/            
¡¡¡boooommm!!!... al ideólogo maizófago tan lírico/
¡¡¡boooommm!!!... al comerciante que fornica con tu muerte/ 
¡¡¡boooommm!!!... al gran burócrata que oculta ser la crápula/
¡¡¡boooommm!!!... al político ladrón tan esperpéntico/
¡¡¡boooommm!!!... a otro canalla sermón catedralicio/
¡¡¡boooommm!!!... al energúmeno banquero filantrópico.


¡¡¡boooommm!!!    ¡¡¡boooommm!!!    ¡¡¡boooommm!!! 


y no son precisamente 
metafóricas, my darling, mis granadas fragmentarias, ¡jo!
sino violenta, literal, 
                            sutilmente reales...


ellas dicen cuando beso: ¡¡¡boooommm!!!... cuando te amo/ 
en el recuerdo vulnerable de la patria en nueva york/
a la sombra compasiva de mi letra.

por lo demás, pese a mis años, todavía domino el arte del karate, 

                                  mi querida
soy cinturón negro en artes marciales y eróticas, lo sabes:                                             
                 ¿me recuerdas cauteloso por la seda? 


y he practicado puntería largos años en el polígono de tiro 
de la prolongación bolívar, aquí en santo domingo, frente a la vieja estación gasolinera y la música olvidada del restaurant versalles... húmedas caricias furtivas por detrás de las cortinas...


y aún disfruto, recordándote, cuando escucho aquel bolero leyendo a pedro vergés o a marcio veloz-maggiolo... pero no... 
ahora esa nostalgia padecida sería telaraña, pura muerte... 


hace muy poco abatí en tu nombre, en pleno vuelo amoroso, nubes 
de gallaretas en el cielo blanco de nisibón  
extraña tierra de lagunas con hermosas mujeres viajeras, 
no muy distante misterio de la ciudad postmoderna de higüey...  


me aproximo ahora lentamente al dígito secreto de tus labios, a la cifra melodiosa de tu sombra: 


a una luz voraz, dentada y loca nacida de sí misma,
despierta en los espejos del olvido, 


reflejada en las pinturas de oviedo, van gogh y francis bacon, 


codicia del relámpago en la imagen que pretende/
inscribir en la escritura el lógos negro de tu vulva: 


heliotropo carnívoro de vida más violenta, más inconcebible, 


que todo el cauteloso digitígrado universo...


y está dicho ahora, amor, hiperlumínica mujer de la floresta: 
¡siempre te espero!... 
                        revolución afro-taína, eterno devenir de la mestiza copulando con el cyborg eso escribe   grita   goza...  


oh, my baby!... ¡muero aquí porque no muero!




© Armando Almánzar Botello
    Junio de 2010-Febrero de 2011
    Santo Domingo, República Dominicana

                

4 comentarios:

María Rodríguez Rancier dijo...

Sobrecogedor, intenso... lleva tatuado tu sello. Entre las líneas de un lenguaje poéticamente descarnado, asoma sutilmente un mensaje... mientras en la oscura y sórdida atmósfera, batallan por aflorar los sentimientos.
La ruda pulcritud de tus versos, grita justicia y llora al fin ternura...
Te quiero, te admiro y estoy profundamente orgullosa de ti. Un beso, Armando querido. :)

irina maribel dijo...

¡¡Desgarradoramente intenso y hermosamente vivo!! Tu poema es danza pura acompañada por la música más bella y más terrible, la música del alma. Cada uno de tus ¡Boom! son un llamado a abrir los ojos para mirar profundamente, para estar despiertos siempre y no dejarnos destruir por quienes mencionas en tu poema. Your words are mesmerizing!! They arouse my soul into the most beautiful trance… Así como Sex Pistols con su punk legacy y Bukowski con su vida misma son inolvidables y continuan presentes, tus palabras son un grito que se queda iluminándome, son una explosión que sacude todos mis cimientos y también me acaricia con infinita ternura. Tu escritura es un universo maravilloso que me excita y me conmueve y permanece resonando en perfecta armonía en mi bosque rojo… mi corazón. Armando, my beloved Poet, un beso ♥ ∞…

Elizabeth Quezada dijo...

Wow!!! Tengo que respirar, poner en orden mis ideas: A ver, puedo sentir el impacto de los booms y aún me inquieta la hibridez del eros y tánatos reunidos, como siempre (l´petit mort)pero la fuerza dramática, la fundamentación científica, y la emoción hacen de este una pieza inolvidable. Creo que hasta punta de lanza para una puesta en escena de un monólogo. Tiene todas las características plásticas que se requieren en el teatro. ¡Qué placer leerte!

La Mano Insomne dijo...

Wow! No me sorprende, el viejito bajó con la artillería pesada! Genial, man! Me encantó. Le llegué full a tu pirotecnia. Una manera canalla de LMI decir: mis respetos, majestad! Este texto debe ser la sangre electrificada que corre por la estratósfera...genera vida pero es definitivamente letal! Le copio!