domingo, 18 de marzo de 2012

Mujer molecular sin fin en llamas...

"El animal muestra los dientes en nosotros como la rata de Hofmannsthal , o la flor, sus pétalos, pero eso se produce por emisión corpuscular, por entorno molecular, y no por imitación de un sujeto, ni proporcionalidad de forma." Deleuze-Guattari. Mil mesetas.
                                   Gilles Deleuze y Félix Guattari, filósofos franceses   


Por Armando Almánzar Botello 
(Ella y Yo)


A Gilles Deleuze y a Félix Guattari. In memoriam. 



¡Tú!: sujeto aleve insólito animal. ¡Amado ausente Otro!
Vivir-muriendo aquí despierto en tu escritura, 
en la sensual caricia rota          mixta          impersonal                   
                                                                                        nómada...
tu gran zarpazo neutro, cósmico al fin... ¡Nadie! 
                                                                              
                                                                              Y yo:
sólida líquida gaseosa lecto-escritura-mujer-molecular trazada en llamas...  polvo...  música... / 
                                              ¿Ariadna?...
                                                                   ¡Jo!
                            
¡Pero sí!... nosotros...
hubimos de jugar en la caricia poética más dulce del horror, / ahora... 
             psico-teo-cosmo-muerte. 
¡Bésame ya otra!... tú... te irás...

Gocemos un instante desbocados el texto proteiforme 

de la vida y de la muerte así riendo: / 
chupando, lamiendo, limando, /
                                             acelerando, frenando, acelerando…


¡Juguemos a dejar florecer la pasión inaudita en la escritura, sí. Desgarrados y estallando con Lolita con Lolita la tuya, la mía, la nuestra, la descarada vanidad hipócrita de los pálidos espejos!


Resplandecientes de amor y deseo, desordenemos riendo / sí /

danzando tú y yo coreografía del mundo
todo aquello que existe hosca, /
                                                    pesada, seriamente. 


¡Bailemos en el filo centelleante del júbilo, / 
                                                              del vértigo que muerde!
¡Oh, impávido retorno del Acontecimiento!

Viejo mundo: Au revoir! Goodbye! Auf Wiedersehen!  Addio! Adeus! ¡Adiós!
                        Digamos el sí santificante / 
                               al nirvana del rocío     a la fosforescencia neutra    
 de los labios / 
                        a todo lo que insiste  
hacia el fondo /        hacia lo alto /    maravilla esquiando en superficies...
                              Palabras como estrellas en el humo de un incendio y su memoria que relincha...
  
Digamos ahora sí al viejo tren que huye de su aire      de su tiempo           
     a lo inmóvil atónito que perdura pasando /
                          al Afuera que llueve musical un nuevo adentro:

Lo neutro refulgente se afirma en el Deseo. 
                                                                        ¡Sí!
¡Oh recóndito rumor de la inmanencia!







Poema Lolita en el Blog Cazador de Agua:
http://cazadordeagua.blogspot.com/2011/07/lolita.html 



© Armando Almánzar Botello (Y.G.D.D.) 
Santo Domingo, República Dominicana.







2 comentarios:

María Rodríguez Rancier dijo...

Dios, que belleza...!!!!!
Me ví envuelta en un hermoso y abrumador torbellino, cuyas ráfagas aturden...reavivando las pasiones de la piel.
Es una caricia de dientes que no deja marcas... deja huellas.
Vida, nervio, brío...insensata cordura que embriaga los sentidos, mientras navega a sus anchas en el vasto mar de los recuerdos.
Precioso, me encantó!!
Estoy muy orgullosa de ti. Un beso, querido Armando... un beso.

irina maribel dijo...

Tu poema es goce que susurra y juego que grita dentro de un laberinto hecho con espejos vibrando en armónica resonancia. “Lo neutro refulgente se afirma en el Deseo. ¡Sí! ¡Oh recóndito rumor de la inmanencia!” afirmación poderosa que quema mientras acaricia. ¡¡ Me encanta ♥ !!